top of page

EL CUCHO TEJADA Y LA DIÁSPORA COLOMBIANA.

Por: José Ramirez Vélez

El día miércoles 28 de febrero del 2024, murió en Santiago de Cali, el periodista alternativo y popular, el luchador y amigo del padre Daniel  Hubert  Gillard ( Sacerdote católico belga asesinado en el distrito de Aguablanca – barrio el Vergel -  el 10 de abril de 1985 por el ejército nacional) y luego fundador y directivo del CECAN, entidad propietaria del Canal 2, creada en memoria y homenaje al sacerdote, en el barrio Antonio Nariño, el Representante a la Cámara por el valle del cauca, aupado por los “muchachos”, el PH y recibido por Gustavo Petro, en un emotivo evento en la ciudad de Popayán,  JOSÉ ALBERTO TEJADA ECHEVERRI a la edad de 66 años.



Cali, Colombia y el Mundo lo conocieron como un intrépido, valiente y alternativo comunicador, durante el estallido social del 2021 que protagonizaron los jóvenes de Cali, el Valle y el país, durante más de un mes, en la primera línea de ese desigual combate por la vida, donde fueron asesinados, desaparecidos, violados, heridos…cientos de ellos y ellas.

Yo lo conocí en Barcelona a finales del año 2021, durante un evento virtual al cual fué invitado por la activista social, ISIS GONZALEZ para dialogar sobre la dramática realidad colombiana de aquí y de allá. Allí expresé con desgarro la situación de soledad, exclusión, marginalidad e invisibilidad por la cual atravesamos los nadies de la migración y la diáspora colombiana, asunto que nos identificaba profundamente con los jóvenes del estallido social.



En ese “conversatorio” donde estábamos unos 15 líderes y activistas del tema migratorio colombiano en Cataluña, se encontraba un famoso líder juvenil de Cali apodado “El profe” y quien afirmaba ser el representante en el exterior de la muchachada de la primera línea. Se le acogió solidariamente y se le colaboró en muchas formas desde el tejido asociativo y las instituciones sociales, pero ohh sorpresa, al poco tiempo se descubrió que sólo era un farsante y vividor del dolor y la tragedia de los jóvenes, como algunos otros y parte de un entramado de esos que se acostumbran a construir, muchas veces desde combos izquierdosos en decadencia y descomposición.

Posteriormente contacté por whatsapp al señor Tejada y le presenté el proyecto del “Colectivo Diáspora y Paz”, junto con el Programa y algunos materiales elaborados a lo largo de 10 años. A los pocos días recibí su amable respuesta y comentarios. Quedó muy sorprendido al descubrir una visión y perspectiva nueva sobre este histórico y estructural problema nacional y nos solicitó la autorización para crear un nuevo programa en su canal  de televisión con el nombre del título de un documento nuestro: LA DIÁSPORA TIENE LA PALABRA, nosotros encantados y así bautizó su programa, que algunas ediciones pudo realizar con los numerosos contactos que le ofrecimos.

La primera entrevista y programa lo realizó con Edilberto Muñoz y el Suscrito, en un vídeo que hoy luego de su muerte es un material muy valioso que valdría la pena y en su homenaje, junto con lo realizado con la diáspora, visionar y reactivar. El viejo era insaciable en sus ambiciones educativas, formativas y de gestión práctica y estaba amil con todas estas posibilidades que se iban abriendo. Soñaba con una gran revolución juvenil impulsando la energía y creatividad de estos chicos con su inclusión y preparación.


En el marco de las manifestaciones, hablamos con Tejada https://youtu.be/AYARvtMGLNc?si=HBruzUshwPoOcexs


Conceptos como: Somos la primera línea de la diáspora en la lucha por la vida y los DDHH, La diáspora existe, la diáspora es paz, la diáspora es poder ciudadano, La diáspora tiene la Palabra, Consulados de Paz, Elección popular de Cónsules, La universidad de la diáspora, Banca pública para las remesas de la diáspora, Primer Censo de población social y cultural de la diáspora, Primer Encuentro mundial de líderes y activistas de la diáspora… fueron un maravilloso menú y descubrimiento para el olfato político y periodístico del cucho Tejada.

Seguimos conversando y la siguiente idea compartida fue poner en ejecución un hermoso proyecto, contenido en nuestro programa de la diáspora y que él vio viable y realizable inmediatamente, me refiero a LA UNIVERSIDAD DE LA DIÁSPORA, para lo cual creamos un pequeño grupo inicial para el diseño y la construcción del mismo. Ese grupo se alcanzó a reunir cuatro veces y logramos darle forma, tiempo y coste al mismo en una primera etapa para la formación de 1000 líderes juveniles en un intercambio con Europa, 500 de Colombia a varios países europeos por un periodo mínimo de 6 meses y 500 voluntarios europeos a diversas regiones del país para asesorar proyectos y comunidades en Colombia, igualmente por un periodo mínimo de 6 meses. Allí participaron Vladimir y César Zabala desde Bogotá, Edilberto Muñoz de Francia, Alexander Bustamante de Alemania, José Ramírez de España y José Tejada desde Cali, al final Éramos 15 personas de altas calidades académicas y profesionales. Los avatares políticos y electorales, con la velocidad y la complejidad que se sucedieron, no permitieron avanzar en la realización de este macro proyecto formativo.



José Alberto encontró interlocutores,  aquí  en la DIÁSPORA y una dimensión clave para poder impulsar sueños cocinados durante más de 40 años de trabajo social y lucha en el distrito de Aguablanca, con el CECAN, la Radio, la Fundación y otros medios populares, así como la posibilidad de ir traduciendo en acciones y transformaciones, lo denunciado y diagnosticado desde la praxis de la teología de la liberación y las Asambleas comunitarias cristianas tan en boga en esos tiempos.

Él debería salir por seguridad de su vida y quería aprovechar ese impasse para impulsar ideas y proyectos de esta naturaleza. Hicimos gestiones en varias comunidades de España para su eventual acogida y otros países europeos y con toda esa info,  él y su equipo debían decidir lo más conveniente. El asunto es que en el 2022 fue propuesto líder y cabeza de lista por los jóvenes, Petro y el PH y ello lo llevó a la cámara, modificando tiempos, prioridades  y escenarios para la ejecución de sueños y proyectos, todos nosotros  o muchos desconociendo la delicada situación de su estado de salud.

En su aceptación de la oferta de los jóvenes, después de un acto de campaña de Petro en la plaza de san Francisco de Popayán, dijo: “Los sueños de Daniel Gillard,  hoy lo asumen Gustavo Petro y Francia Márquez”. Aceptó el reto y retó a los jóvenes a que pasaran de la protesta a la propuesta, votando y asumiendo su tarea histórica. Fue elegido, hizo su andadura, generó algunas controversias…pero al final de su vida se ganó un lugar en la historia de Cali y de Colombia.

Algunas cosas allá y acá no se hicieron. No se han hecho todavía. Hubo un parón. Este episodio con Tejada fue un destello para él y para nosotros. El proceso continúa, hay líos, vacíos, confusiones. Sigue la Esperanza contra toda esperanza. Tenemos timonel y estadista. Se viene lo del fiscal, los nuevos cambios en el gabinete ya con gente de acá y no de la politiquería. Estamos sin partidos y sin unidad, con un entorno internacional revuelto y desfavorable.


Aquí en el exterior, en la diáspora, contamos como nunca,  con un gobierno amigo y progresista, con un ministerio de relaciones exteriores cercano, con la dirección de Colombia nos Une, Con un número importante de Cónsules y embajadores progresistas o de la coalición, tenemos la representante de la curul internacional, tenemos un tejido social y progresista, gobiernos, instituciones y ongs amigos en todo el mundo, Una política exterior colombiana sólida, potente, novedosa y de gran liderazgo mundial, hay una importante bancada en el Congreso Nacional, existe un gran liderazgo de colombianos en el mundo en todas las áreas, campos y disciplinas, grandes dinámicas de empresarios, artistas y científicos…pero, qué nos pasa?

No nos unimos, no coordinamos ni articulamos gran cosa, no existen grandes proyectos, ni desarrollos en diplomacia ciudadana, no hay gran flujo de intercambios solidarios, no tenemos un proyecto social, ni político, ni cultural, ni electoral, no hemos registrado proyectos en el congreso de la república, no hay una organización social de acogida, no tenemos casa de Colombia, no hay consulados de paz, no tenemos grandes proyectos educativos y de formación, no hemos resuelto ni siquiera la gestión eficaz de las citas ciudadanas en los consulados, no tenemos una sola veeduría ciudadana frente al desgreño y corrupción del servicio exterior colombiano, no hay un sistema de retorno voluntario decente, no hay posibilidades de repatriación de nuestros seres queridos muertos, no somos suficientemente reconocidos como víctimas, no somos una región especial reconocida en nuestro ordenamiento, nadie nos ha contado y no existe un proyecto de Censo poblacional de la migración.


El mejor homenaje nuestro a José Tejada, El mejor apoyo a nuestro presidente Gustavo Petro, el mejor compromiso con nuestra juventud, el mejor acto reivindicativo frente a la diáspora es: ORGANIZARNOS DE VERAS Y CON HUMILDAD, CONSTRUYÉNDONOS COMO EL GRAN SUJETO POLÍTICO Y LA GRAN MINORÍA SOCIAL QUE SOMOS Y QUE NECESITA COLOMBIA Y AMÉRICA LATINA.

CUCHO JOSÉ ALBERTO…QUE EL VIAJE TE SEA LEVE. TE QUEREMOS Y RECORDAMOS.

LA DIÁSPORA EXISTE, LA DIÁSPORA ES PAZ, LA DIÁSPORA ES PODER CIUDADANO.!!!


José de Jesús Ramírez Vélez

Sabadell- Barcelona, 03/03/2024.

326 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page